ODAJUP

La Oficina Distrital de Apoyo a la Justicia de Paz (ODAJUP) es una unidad orgánica de la CSJLL, que administra y cautela el funcionamiento positivo de todos los Juzgados de Paz del Distrito Judicial de La Libertad.

 

 

 

I. FUNCIONES

La Oficina Distrital de Apoyo a la Justicia de Paz (Odajup) tiene por función atender las necesidades de los Jueces de Paz ya sea en útiles de escritorio, mobiliario y capacitación académica. También es de su competencia capacitar a los Magistrados sobre el respeto que los Jueces de Paz merecen; preparar proyectos de creación de Juzgados de Paz; realizar evaluaciones de las demarcaciones territoriales; preparar procesos eleccionarios de Jueces de Paz; elaborar el diagnóstico y el plan de capacitación; realizar acciones de apoyo y asesoría en la adecuada ejecución de las funciones y competencias de los Jueces de Paz, en la asignación de locales adecuados para la operación de los Juzgados de Paz, en la lucha contra la corrupción; presentar propuestas de modificaciones al marco normativo, en la definición de las especialidades de justicia de paz, en la definición del estatuto del Juez de Paz, en el diseño del Código de Ética, en la sistematización de la jurisprudencia; elaborar documentos de difusión sobre las acciones y virtudes de los Juzgados de Paz; organizar encuentros e intercambios de experiencias de los Jueces de Paz; asignarles personal de apoyo; preparar sistematizaciones en la información de los Juzgados de Paz; elaborar propuestas para la definición de las políticas y estrategias de los Juzgados de Paz; elaborar el Plan Operativo, el CAP, PAP y presupuesto de funcionamiento.

II. TALLERES DE CAPACITACION

III. JUECES DE PAZ

PROCESO DE ELECCIÓN

El Presidente de la Corte Superior de Justicia de La Libertad oficia a la autoridad local, comunal o vecinal para que proceda a la elección de la Comisión Electoral, siendo este el órgano encargado de la conducción del proceso ordinario de elección del Juez de Paz. La Odajup sólo es responsable de planificar y apoyar la organización.

PROCESO DE SELECCIÓN
La selección se utiliza de manera supletoria a la elección popular del Juez de Paz, especialmente cuando las circunstancias o las condiciones hacen inviable que la población elija directamente a este operador judicial. En la actualidad la comisión de selección está integrada por:

Dr. David Florian Vigo (Presidente)
Dr. Marco Antonio Celis Vásquez (Miembro)
Decana del Colegio de Abogados (Miembro)
Coordinadora de la ODAJUP (Secretaria Técnica)

REQUISITOS DEL CANDIDATO

  1. Ser peruano de nacimiento y mayor de 25 años.
  2. Acreditar que reside por más de tres años continuos en la circunscripción a la que postula.
  3. Saber leer y escribir.
  4. No estar incurso en ninguna incompatibilidad establecida por ley.
  5. Tener ocupación conocida.
  6. Tener dominio, además del castellano, de la lengua que predomine en el lugar donde va a ejercer el cargo.
  7. Tener conducta intachable y reconocimiento en su comunidad.

FUNCIONES Y ATRIBUCIONES

El Juez de Paz es elegido por los ciudadanos de manera directa y democrática, por un periodo de dos años consecutivos pudiendo incluso ser reelegido. Interviene como conciliador y contribuye a que las personas resuelvan sus conflictos de modo directo. De no llegar a un acuerdo puede dictar sentencia judicial. Por lo general, el Juez de Paz no requiere ser abogado para ejercer el cargo porque, preferentemente, resuelve de acuerdo al sentido común y en equidad, a fin de restablecer los vínculos vecinales y mantener la paz social.

FACULTADES

1. Conciliar con equidad. Propone alternativas de solución a las partes con el objetivo de facilitar un arreglo. Sin embargo le está prohibido imponer un acuerdo.

2. Función jurisdiccional. De no lograr la conciliación ejerce funciones jurisdiccionales y por lo tanto puede emitir sentencia. Se pronuncia según su leal saber y entender, debidamente motivada y sin la obligación de fundamentarla jurídicamente. Su alcance abarca la materia penal y civil así como en cuantías, espacio y territorio.

  • En lo Civil acoge casos de alimentación, desalojos e interdictos. Sin embargo no puede fallar en temas de vínculo matrimonial, nulidad de actos jurídicos y contratos, declaratoria de herederos, derechos de sucesión, testamentos y derechos constitucionales.
  • En lo Penal puede imponer sanciones con servicios a la comunidad y multas por faltas contra la persona, contra el patrimonio (robo), contra las buenas costumbres y contra la tranquilidad y la seguridad pública. También tiene la facultad de detener a una persona hasta por 24 horas, para luego formular la denuncia correspondiente, de ser el caso, al Ministerio Público.